Operación Medusa | Jean Alain afirma está preso por venganza, no porque haya cometido algún delito

Operación Medusa | Jean Alain afirma está preso por venganza, no porque haya cometido algún delito

El exprocurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, afirmó este martes que fue sometido a la justicia por venganza, no porque haya cometido delito alguno.

Durante la audiencia del conocimiento del recurso de apelación, en el que busca que se le varíe la medida de coerción consistente en prisión preventiva por una menos gravosa, Rodríguez sostuvo que el Ministerio Público lo llevó a la cárcel por supuestos vicios de construcción y que ello no constituye un delito penal, por lo que está preso de manera injusta.

Al agotar su turno en la Primera Sala de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, el exfuncionario alzó la voz y le dijo al director de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA), Wilson Camacho, que “si van a mentir mientan con honor” y revelen los nombres de las personas que ellos dicen que recibieron sobornos en la Procuraduría en la gestión que encabezó.

Estos señalamientos al magistrado generaron una fuerte discusión entre ellos dos, a la que más adelante se agregó la directora de Persecución de la Procuraduría, Yeni Berenice Reynoso.

Además del exprocurador y Javier Alejandro Forteza Ibarra, a quien también se le revisa la coerción, figuran como imputados en el caso Medusa: Miguel José Moya, Rafael Antonio Mercede Marte, Alfredo Alexander Solano Augusto, Rafael Stefano Canó Sacco, Jonnathan Josel Rodríguez Imbert, Jenny Marte Peña y Altagracia Guillén Calzado.

De acuerdo con la acusación del Ministerio Público, los implicados integraron una red criminal de corrupción que operó desde la Procuraduría General de la República y que, según estimaciones preliminares, estafó al Estado dominicano con más de 6 mil millones de pesos.

Durante la celebración de la audiencia de conocimiento del recurso de apelación, la directora de Persecución, Yeni Berenice Reynoso, reiteró que Rodríguez destruyó cientos de pruebas y que en el lugar donde quemaban las drogas también fueron incineradas cientos de pruebas durante la transición, además, de que en la misma Procuraduría había una unidad trituradora de documentos.