fbpx
Siguenos

Reportajes

Reportaje: Cuando se comparte la pasión por los viajes

Publicado

en

Su pasión por los viajes y las excursiones religiosas los llevó a fundar la empresa “Emely Tours”, el 8 de marzo de 1978.

Emilia y Julio junto a sus hijas: Julissa, Graciela y Mariela

Se conocieron el 20 de enero del año 1972 en la calle María Nicolasa Billini frente a la iglesia San Carlos.

Julio Rosario Peña y María Emilia Pichardo se vieron por primera vez en una fiesta de cumpleaños, de la cual ambos eran invitados.

Fue amor a primera vista, pero con el tiempo se convirtió en un amor sagrado, estable y duradero. Primero se hicieron novios el 16 de julio de ese mismo año y tiempo después contrajeron matrimonio.

Ambos compartían una misma pasión por los viajes y por la exploración que los llevó a cumplir uno de sus sueños: crear una empresa de viajes llamada “Emely Tours”, pionera en el área y que hoy cumple 42 años en el mercado dominicano y es una de las agencias de viajes líderes del sector turístico, tanto a nivel nacional como internacional.

¿Cómo lo lograron? Con dedicación, esfuerzo, unión y amor por lo que compartían.

Inicios
El 14 enero de 1977 fue ese gran día en que María Emilia se unió en matrimonio a Julio Rosario Peña. Desde entonces han pasado 43 años, y de esa unión nacieron sus tres hijas: Julissa y las gemelas Mariela y Graciela.

A ambos les gustaban los viajes y los retos. Julio trabaja en el campo de la ingeniería, y Emilia administraba la empresa de su padre también del mismo ramo.

Cuentan que al principio empezaron a viajar de forma gratuita, por cada 15 pasajeros que llevaban, por ejemplo a Vimenca, le regalaban un viaje gratis.

El 8 de marzo de 1978 tomaron una decisión que cambiaría sus vidas para siempre. Se acercaron a la Dirección Nacional de Turismo e Información (que sería convertida al año siguiente en Secretaría de Estado de Turismo) a pedir información sobre cómo poner una agencia de viajes. Les gustó la idea y les dieron el permiso casi de inmediato.

“En nuestros inicios nos organizamos en una pequeña oficina dentro de la empresa de mi padre y ahí empezó “Emely Tours”, primero con viajes hacia Haití, en autobuses, una, dos y hasta cinco autobuses con ayuda de un empleado y dos, luego fuimos creciendo”, expresa Emilia.

El nombre de Emely Tours surgió de repente, ya que en realidad no habían pensado mucho el nombre, sino que se les ocurrió espontáneamente.

“Luego de un tiempo de fundada la empresa llegó el momento de tomar la decisión de dejar sus respectivos trabajos para dedicarse de lleno al proyecto. Incluyeron algunos viajes a Venezuela, hacían vuelos chárter con un operador de ese país, pagando el avión entre los dos, traían turistas para el país y nosotros llevábamos para allá, duramos mucho tiempo haciendo vuelos de esta forma”, recuerda la empresaria.

Más adelante se incluyeron vuelos a Cuba con grupos específicos de personas como ingenieros, a congresos, después a pediatras, hasta que pudieron organizar viajes semanales, miércoles y domingos. De esta manera estuvieron haciéndolo por más de 10 años.

“La agencia ha seguido desarrollándose y organizando congresos, sobre todo. “En el año 1992 realizamos un gran congreso iberoamericano de oftalmología, donde se reunieron unas 2,000 personas, desde España, Colombia, prácticamente de todo el mundo. Hasta hoy seguimos organizando eventos y reuniones”, añade.

En relación al turismo, Emilia cuenta que trabajan todos los renglones: turismo interno, excursiones a todas partes del mundo, cruceros, por Europa, Asia, América del Sur, excursiones religiosas, que son uno de sus fuertes, con viajes a Israel, Tierra Santa, Egipto, Jordania, entre otros.

“Desde una persona hasta cientos, por ejemplo la Jornada Mundial de la Juventud en Roma, llevamos ochocientos muchachos, en los años 90, igual a Alemania, de la Pastoral Juvenil”, informa Emilia.

¿Cómo los ha afectado la pandemia?
“Desde que tuvimos que cerrar las puertas por la pandemia, hemos trabajado remotamente. A todos los colaboradores se les instalaron las herramientas para trabajar desde casa, manteniendo la comunicación y el entrenamiento”, comenta la entevistada.

En la actualidad están organizando eventos por Zoom, sin importar dónde estén, siguen vendiendo boletos aereos y realizando excursiones.

“La medida que hemos tomado es tratar de restringir los gastos y trabajar con lo que tenemos, estamos trabajando con Estados Unidos y los hoteles locales de Samaná, Puerto Plata, Cap Cana y Jarabacoa”, revela la empresaria.

“Nunca cerramos. Estuvimos trabajando, remotamente, desde el día cero, rastreando a nuestros clientes por el mundo, viendo qué cambio necesitaban para regresar seguros a casa”, enfatiza.

Y desde que se abrió nuevamente el turismo en el país, el primero de julio pasado, han ido integrando a sus colaboradores, paulativamente.

“Estamos yendo en el ritmo del tren”, dice.

Infancia de Emilia Pichardo
Emilia Pichardo es hija de Sergio Pichardo y Australia Pérez de Pichardo (ambos fallecidos). Creció en una familia con 6 hermanos: Sergio David, Radhamés, Eduardo, Sonia, Olga y Rosa. El mayor es banquero, otros ingenieros y comerciantes.

Nació en San Carlos, de Santo Domingo, frente al parque y la iglesia, entre las calles Trinitaria y Peña y Reynoso.

Su infancia fue hermosa, la cual vivió a plenitud, no había tantas malicias, jugaba en la calle con los demás amigos, montaba patines, saltaba la cuerda, jugaba voleibol y montaba bicicleta.

Asimismo, participaba junto a sus hermanos de las alboradas de Navidad, en el barrio San Carlos y asistía, por supuesto, a la iglesia.

Recuerda que se vestía de ángel, las noches de mayo, en la iglesia para hacer el rosario con flores amarillas. “Fue una niñez, sana y divertida”, dice.

Infancia de Julio Rosario
Nació en Moca, pero a los seis años se mudó con su familia a Santo Domingo. Sus padres fueron Julio Rosario Díaz y Altagracia Peña.

Desde el año 2007 es diácono, asignado a la parroquia Santo Cura de Ars.
Actualmente sus hijas Julissa, Mariela y Graciela, son el relevo de sus padres, todas están dedicadas a la agencia Emely Tours.

La primogénita, Julissa, manejaba el sistema de reservas desde los 13 años y actualmente es la gerente de Negocios. Mariela es la gerente de Ventas y Graciela es la de Promoción y Publicidad.

Estas tres descendientes de los Rosario Pichardo 43 años después mantienen en pie la emblemática agencia de viajes Emely Tours.

Más sobre Emilia

Comida favorita:
Las pastas
Color:
Fucsia
Lugar favorito:
Donde esté mi familia
Pasión:
Los viajes
Le gusta pasar el tiempo libre:
Con mis hijas y mis nietos

Jornada de capacitación a empleados de Emely Tours.

Emely Tours fue la primera en instalar el sistema Sabre, en aquel momento propiedad de American Airlines.

En el año 1978, la empresa Emely Tours empezó con dos colaboradores, hoy en día cuentan con 42 empleados.

Publicado originalmente en Hoy

Publicidad

Calientes

Copyright © HierbaBuena Entrenenimientos, S.R.L. 2019. Todos los derechos reservados | Página desarrollada por TechnoQuick

EN VIVO